Los 10 elementos esenciales en la ofrenda

El Día de Muertos es una tradición mexicana que honra a los difuntos. A modo de celebración, se pone una ofrenda a los seres queridos de cada persona que murieron, con la intención de dialogar una vez más con ellos. Ofrendar en el Día de Muertos es compartir con los difuntos su comida y bebidas favoritas a través de un ritual en donde se vuelven a encontrar con los vivos. El Día de Muertos fue catalogado en el 2008 por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El culto a los muertos era una celebración de vida para los aztecas. Para nuestros antepasados, el lugar a donde iban los muertos dependía de cómo habían muerto. Tlalocan (paraíso del Dios de la lluvia) para los ahogados; Omeyacan (paraíso del Sol) para los que morían en combate o mujeres en el parto; Chichihuacuauhco para los niños y Mictlán para los que morían de forma natural.

Los elementos de la ofrenda no son una casualidad, cada uno de ellos tiene un significado especial para contribuir al viaje de ida y vuelta de los muertos que regresan al mundo de los vivos para estar una vez más, cada año, con sus seres queridos.
Si aún no has puesto tu ofrenda, te damos 10 elementos que no pueden faltar en ella y su significado.

1. Mantel Blanco y Sal

El color del mantel y la sal significan pureza y alegría. La sal sirve para que el cuerpo del no se corrompa en el viaje de ida y vuelta.

Ofrenda Día de Muertos

 

2. Agua

En el viaje de los difuntos hacia nuestro mundo, el agua les quita la sed además, es un elemento que simboliza pureza, en el cual las ánimas pueden asearse.

Ofrenda Día de Muertos

 

3. Velas y veladoras

La flama de las velas o veladoras es la luz, la fe y la esperanza. Es la guía para que los muertos encuentren el regreso a su antiguo hogar. El número de velas que se pone en una ofrenda depende de las ánimas que se quieran recibir. En algunos casos se ponen de color morado a modo de duelo o formando una cruz con cuatro velas para que el alma que regresa a casa pueda orientarse con los puntos cardinales.

Ofrenda Día de Muertos

 

4. Copal y Cruz de Ceniza

El copal o el incienso se utiliza para limpiar el lugar de las malas vibras y los malos espíritus antes de que regresen los seres queridos. Para los indígenas era un elemento de oración y alabanza a los dioses.
La cruz de ceniza sirve para que el alma llegue hasta el altar y que pueda expiar sus culpas pendientes. Si el ánima se encontrara en el Purgatorio, la cruz puede ayudarlo a salir.

Ofrenda Día de Muertos

 

5. Calaveritas

La calaveritas de azúcar representan los cráneos humanos. Las medianas recuerdan que la muerte está siempre presente; las pequeñas son dedicadas a la Santísima Trinidad y las grandes hacen honores al Padre Eterno , Dios. Las culturas mesoamericanas tomaban los cráneos de los prisioneros sacrificados y los formaban en hilera para honrar a los dioses, el altar era llamado tzompantli. Las calaveras hacen alusión a esa tradición prehispánica.

Ofrenda Día de Muertos

 

6. Papel Picado y Petate

El papel es una representación al aire, además de añadir un toque festivo a la celebración. El petate se utiliza para que los muertos descansen y puede funcionar como mantel para colocar los elementos de la ofrenda.
En algunas ocasiones se sustituyen con telas de seda y satín, en donde descansarán las figuras de barro, el incensario o ropa limpia para recibir a los difuntos.

Ofrenda Día de Muertos

 

7. Izcuintle

Si has visto en las ofrendas algunos perritos prehispánicos, esos son los izcuintles o itzcuintli. No pueden faltar en los altares dedicados a los niños, ya que son un juguete para que las almas de los más pequeños estén felices de llegar al banquete. Se cree que el izcuintle es el perrito que ayuda a las almas a cruzar el río Chiconauhuapan, el último paso para llegar al Mictlán, el inframundo para los mexicas.

Ofrenda Día de Muertos

 

8. Flores

Las flores son un símbolo festivo por sus colores y aromas que adornarán el lugar donde estará el ánima. La flor que se utiliza es la de Cempasúchil ya que su color representa al sol que guía el alma del difunto. En los altares para los niños se utiliza alhelí o nube, por ser blancas y representar la pureza e inocencia de los pequeños.

Ofrenda Día de Muertos

 

9. Comida, bebida y pan de muerto

La comida tiene el objetivo de deleitar a los muertos que visitan la ofrenda, se cocina en honor a los seres recordados, por lo que se pone su comida favorita. Para los adultos se ponen bebidas alcohólicas y cigarros para que los muertos recuerden los momentos que vivieron con alegría. Para los niños se ofrendan dulces típicos de azúcar, amaranto o calabaza.

El pan de muerto representa los sacrificios humanos que se realizaban en la cultura prehispánica. Se incluye chocolate de agua ya que la tradición prehispánica dice que los invitados tomaban el chocolate preparado con el agua que usaba el ánima para lavarse, así se impregnaban de la esencia del difunto.

Ofrenda Día de Muertos

 

10. Retrato

Una fotografía del ser querido quiere decir que él será el que visitará la ofrenda. El retrato debe quedar escondido para que sólo se pueda ver con un espejo, como símbolo de que se puede ver a la persona, pero ya no existe.

Pueden colocarse imágenes de santos que sirven como vínculo entre vivos y muertos, además de simbolizar la paz en el hogar y la aceptación de compartir alimentos.

Ofrenda Día de Muertos

*Fuente: Con información del Economista

Comentarios
Cargando...

En Vallarta Noticias te exhortamos a efectuar una comunicación respetuosa. Nuestra política como sitio web y con apego a Ley es valorar la libre expresión de los usuarios, del tal modo hacemos la aclaración que la responsabilidad de los comentarios aquí plasmados son únicamente responsabilidad de su autor.

Por tanto nos reservamos el derecho de eliminar algún comentario que desde un principio solo tenga como fin denostar u ofender a ciertas personas o instituciones. Si se considera que algún comentario debe ser eliminado favor de denunciarlo al correo del sitio.